El vuelo a vela o vuelo sin motor

El vuelo a vela o vuelo sin motor es un deporte muy popular en Europa, especialmente en países como Francia y Alemania. Las aeronaves sin motor que se utilizan en este deporte se denominan «planeadores» o «veleros». Este tipo de vuelo, al no disponer de un motor que lo propulse, se basa al 100 % en la aerodinámica del avión. La gracia de este deporte reside en aguantar tanto como se pueda en el aire recorriendo la mayor distancia posible.

Planeadores esperando su turno para ser remolcados.
Planeadores esperando su turno para ser remolcados.

Métodos de despegue

Para lograrlo, el avión puede despegar mediante dos métodos diferentes: usando un avión remolcador o usando un torno.

  • Usando un avión remolcador. Para este método el planeador se engancha al avión mediante una cuerda. Ésta se ata tanto a la cola del remolcador como a un gancho especial que se sitúa en el morro de todos los veleros. Cuando el avión remolque inicia el rodaje de despegue, el planeador empieza a ganar velocidad hasta que ambos despegan (el planeador despega antes debido a su ligereza). Una vez en el aire, ambos van ganando altura hasta que el piloto del velero decide soltarse y empezar a planear.

    Despegue de un planeador con remolcador.
    Despegue con remolcador.
  • Usando un torno. Con este método no hace falta la intervención de otro avión. En este caso, un torno con cuerda se instala en la pista recíproca a la del despegue. La cuerda se engancha en la parte inferior del aparato y cuando todo esta bien sujeto, el torno empieza a trabajar. El piloto siente una gran aceleración y no necesita mucha pista para despegar, se gana mucha altura en muy poco tiempo. Una vez la cuerda está a punto de llegar al límite, el piloto se desengancha y comienza a volar libremente.

    Despegue de un planeador mediante torno.
    Despegue mediante torno. Foto obtenida de: http://goo.gl/YYGkAI

Tras el despegue, llega el momento de ganar altura. Más altura significa más energía, lo cual se traduce en más tiempo de vuelo. Pero, ¿cómo puede un avión ganar altura sin motor que lo propulse? Aquí reside la clave del juego y la pericia del piloto, puesto que éste depende de la meteorología para conseguir el objetivo.

Métodos de vuelo para ascender

Llegados a este punto, cabe destacar que existen tres métodos de vuelo para conseguir que el planeador ascienda:

  • Vuelo en térmica. Al calentarse un terreno por insolación, la primera capa de aire en contacto con el suelo aumenta su temperatura. Como resultado, el aire asciende al disminuir su densidad. Esto provoca unas corrientes ascendentes que se conocen como corrientes térmicas. Este es el método ideal de vuelo en terrenos llanos, además de ser el más seguro para el avión al no tener ningún tipo de terreno alto alrededor. Los campos labrados o terrenos rocosos son más propensos a tener térmicas encima y si la humedad relativa es alta, puede formarse una nube cumulus. No solo los veleros sacan provecho de este efecto. Algunas aves, como los buitres o águilas, también se benefician de él, por eso baten las alas muy pocas veces.

    Ejemplo del vuelo de un planeador en una corriente térmica.
    Cuando el aparato llega a la altura máxima de una térmica, el piloto intenta buscar otra aún mas alta. En el proceso se pierde altura. Foto obtenida de: https://goo.gl/mnbCx8
  • Vuelo en ladera. Cuando el viento se encuentra con un terreno montañoso, éste no puede ir a ningún sitio y no le queda mas remedio que ascender. Para beneficiarse de este tipo de corrientes es necesario volar paralelamente a la ladera. En este caso, el vuelo es más peligroso porque hay que mantener una distancia mínima con el terreno.
  • Vuelo en onda. Cuando una corriente de aire se aproxima a una cordillera, ésta actúa como precursor de una onda, del mismo modo que las olas al aproximarse a la costa donde se reduce la profundidad del mar. Una onda de montaña es un fenómeno que todo piloto de planeador desea encontrarse ya que es muy ventajosa para ganar altura y recorrer largas distancias. Estas «olas de aire» pueden recorrer cientos de kilómetros sin perder fuerza. Del mismo modo que hay que aprovechar las grandes corrientes ascendentes, hay que evitar las corrientes descendentes. Los peligros asociados a este tipo de vuelo son los rotores, que son grandes corrientes turbulentas donde el piloto puede perder por completo el control del avión. Asimismo, el vuelo en onda por debajo de los picos de montaña cercanos también suponen peligro porque existe la posibilidad de no ganar la altura suficiente antes de poder cruzarlos.

    Dibujo de una onda de montaña
    Onda de montaña. Imagen obtenida de: http://goo.gl/aKxcIy

Récords de altura y distancia

Se han batido distintos récords de altura y distancia gracias al último modo de vuelo, verbigracia: 15.500 m de altitud (la de un vuelo comercial es de unos 11.000 m) o más de 1.000 km de distancia. Al no disponer de motor, el diseño del avión esta optimizado para reducir al máximo la resistencia al aire. Para ello, el aparato dispone de un fuselaje estrecho, un gran alargamiento de las alas (aspect ratio, en inglés) para reducir los vórtices en las puntas de las alas y una superficie muy lisa para reducir la resistencia parásita.

Obviamente, para aterrizar hay que descender. Sin embargo, ¿cómo podemos hacerlo sin sobrepasar la velocidad máxima del velero, dado que se trata de un aparato optimizado para generar sustentación? Los flaps y los aerofrenos (spoilers, en inglés) ayudan a generar resistencia al aire, controlando así la velocidad del velero. Asimismo, algunos modelos de planeadores incorporan depósitos de agua para incrementar su peso. Esto es útil si se quiere llegar a un sitio en el mínimo tiempo posible, porque a mayor peso, mayor es la velocidad óptima de planeo.

Planeador tirando el agua de sus depósitos para disminuir su peso antes de aterrizar.
Planeador tirando el agua de sus depósitos para disminuir su peso antes de aterrizar. Foto obtenida de: http://goo.gl/nO9RyY

El vuelo a vela es de las opciones más económicas e interesantes para los amantes de la aviación. De hecho, muchos pilotos comerciales lo practican.

Anuncios

Un comentario en “El vuelo a vela o vuelo sin motor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s